jueves, 16 de julio de 2009

III.- El ORFEÓN DE LA POLICÍA DE SANTIAGO



El día 16 de mayo de 1921, el entonces presidente de la República Don ARTURO ALESSANDRI PALMA, ordenó reunir 35 músicos –únicos sobrevivientes del antiguo “Orfeón Santiago”- para formar con ellos la BANDA Y ORFEÓN DE LA POLICÍA DE SANTIAGO, designándose como su Director al Señor LUIS SANDOVAL BUSTAMANTE, quien será la persona que se encargará de perfeccionar y disciplinar a este novel conjunto musical.



El Sr. Luis Sandoval Bustamante


El Maestro chileno Sandoval – que fue contemporáneo de Osmán Pérez Freire, Enrique Soro y Armando Carrera, entre otros- estudió Oboe y Teoría en 1886 en el Conservatorio Nacional de Música, llegando a ser en este plantel profesor en este instrumento. En 1903 es profesor de Teoría y Solfeo e ingresa en la Ópera Nacional.



En el año 1911 es Subdirector e Inspector General del Conservatorio. Ese mismo año escribe un libro sobre la relación de profesores y alumnos del Conservatorio Nacional de Música entre los años 1849 y 1911. (1) El Maestro Sandoval, además de Director del “Orfeón de la Policía de Santiago” durante los años 1921 – 1927, fue Director del ORFEÓN NACIONAL DE CARABINEROS DE CHILE entre los años 1933 – 1936, y dejó varias obras como arreglador, instrumentador y recopilador folclórico.

En el año 1928 le sucede en el cargo de Director del “Orfeón de la Policía de Santiago” el Maestro chileno Don EMILIO BLANCHAIT. En 1911 el Maestro Blanchait se desempeñó como profesor del Conservatorio Nacional de Música, de la ESCUELA DE MÚSICOS MILITARES y profesor de Pistón y Contrabajo. Se desempeña además como contrabajista en las actuaciones del Teatro Municipal.


El Maestro Blanchait mantiene y acrecienta la tradición del “Orfeón de la Policía DE Santiago”. Los integrantes de estos antiguos orfeones y sus Directores sentaron las bases para la formación, del hoy ya prestigiado “ORFEÓN NACIONAL DE CARABINEROS DE CHILE.”

El Sr. Emilio Blanchait ( arriba a la izquerda)

-----------------------------------------------


(1) La presencia de crónicas, autobiografías y apuntes de viaje, editadas por diversos intelectuales chilenos y extranjeros, se convirtió con los años en una fuente complementaria que ayudó a reconstruir la historia musical del país. Entre éstos podemos citar: “RESEÑA HISTÓRICA DEL CONSERVATORIO NACIONAL DE MÚSICA Y DECLAMACIÓN: 1849 – 1911” DE Don LUIS SANDOVAL BUSTAMANTE, profesor de dicha institución.
II.- EL ORFEÓN SANTIAGO


Luego de un largo tiempo, y debido a que el sentir de la ciudadanía añoraba las nostálgicas retretas populares, las autoridades de la época decidieron formar una nueva banda. Fue así como en 1889 se crea el “ORFEÓN SANTIAGO”, siendo su Director el Maestro italiano residente Don ARTURO PADOVANI.

Será en esta época cuando este conjunto empezará a adquirir gran popularidad y prestigio. Padovani alcanzó a estar tan sólo un año al mando del Orfeón Santiago, teniendo como estrecho colaborador artístico al músico chileno Don EMILIO HORMAZABAL.

El Maestro Padovani estuvo dedicado al arte en nuestro país e hizo gala de un gran talento cultural. Siendo empresario teatral, dirigió e hizo el montaje de grandes óperas. (1) Fue además profesor de Canto de Conservatorio de Música en el año 1900; y ya en el año 1884 (¿) dirigía la Orquesta del Teatro Municipal.

En el año 1890 le sucede en el cargo de Director, Don EMILIO HORMAZÁBAL, antiguo sobreviviente de la Guerra del Pacífico, y que en el año 1889 estudiara en el Conservatorio Nacional de Música. Este Director se dedica con tenacidad y cariño a hacer del Orfeón Santiago un orgullo para sus habitantes, logrando plenamente su objetivo.

Don Emilio Hormazábal fue posteriormente reemplazado por el Director alemán Don FEDERICO STOBER, quien nutrió de un nuevo repertorio musical a este conjunto, asentando día a día el prestigio adquirido, llegando a tener hasta 66 integrantes. Este grupo musical pasó a constituirse en la única banda completa de la República.





El Maestro STOBER (2) es contratado en 1889 por el Ejército con el propósito de reorganizar la música militar en la rama de Caballería. Entre los años 1894 – 1898, es profesor del Conservatorio Nacional de Música en los instrumentos de bronce y viento; Director de la ESCUELA DE MÚSICOS MILITARES y Técnico de Bandas. En 1898 publica un Tratado de armonía. El año 1904 es profesor del Conservatorio Nacional de Música en la cátedra de Armonía, y de Contrapunto y Composición en 1911; este mismo año además es Director del Orfeón Santiago.

Años más tarde, el Orfeón Santiago, por motivos de presupuesto, será disuelto, pasando sus miembros a integrar otras instituciones. Los instrumentos fueron donados, en parte a la beneficencia, y el resto al Regimiento de Carabineros.
---------------------------------------------------------

(1) En esa fecha, si bien ya existía el Teatro Municipal, no obstante carecía de una orquesta estable. Sólo se formaban orquestas cuando visitaban Santiago las compañías operísticas, especialmente italianas. En consecuencia, los empresarios del Teatro Municipal viajaban especialmente a Italia para contratar a los divos sobresalientes y dar a conocer todo el repertorio lírico a los entusiastas santiaguinos. Una de esas empresas es la del Señor ARTURO PADOVANI, que por ejemplo, en 1907 estrena Madame Buterfly; y en 1907 lo hace con Tosca.



(2) El connotado Maestro Allende tuvo entre sus profesores a Enrique Soro, Domingo Brescia y a Federico Stöber, entre otros.

En la Revista mensual JUVENTUD, órgano de la Federación de Estudiantes, año 1, Nro.4, de noviembre de 1911, -con ocasión de Quinto Aniversario de la Fech- dice: “…A todos se les obsequió una medalla de oro que decía:”La Federación de Estudiantes de Chile, al… (Aquí el nombre del artista). En el reverso aparecía el escudo chileno, con la fecha de la sesión. También fue obsequiado con una cartera, con su monograma, el maestro Federico Stöber, quien dirigió el ORFEÓN DE LA POLICÍA con exquisito gusto.

sábado, 4 de julio de 2009

I.- EL ORFEÓN DE LA POLICÍA MUNICIPAL.


Los orígenes del Orfeón Nacional se remontan a los albores de la Guerra del Pacífico. Las autoridades de la época ante la ferviente psicosis bélica generada por la Guerra del Pacífico, y obligados por poderosas razones de bienestar y tranquilidad social, crean el “ORFEÓN DE LA POLICÍA MUNICIPAL” con el propósito de llevar esparcimiento y música popular a las diferentes plazas y calles de la ciudad de Santiago.

Banda de la Policía en tiempos del comandante Manuel Chacón Garay


En 1879, la policía de la época denominada “GUARDIA MUNICIPAL DE SANTIAGO”, por iniciativa de su comandante Don MANUEL CHACÓN GARAY, contribuyó al esfuerzo bélico ofreciendo al gobierno el “BATALLÓN MOVILIZADO BULNES”, formado el 14 de abril de 1879, que junto a su homólogo del Puerto –el “BATALLÓN VALPARAÍSO”- se cubriera de gloria en las más importantes batallas de esta gesta. (1)

El “BULNES”, recibió su nombre como un homenaje al ilustre Presidente de la República, el General Sr. MANUEL BULNES PRIETO, vencedor de la Batalla de Yungay. El batallón marchó al mando del Teniente Coronel de Ejército y antiguo comandante de Policía, Don JOSÉ ECHAVERRÍA, con 500 guardianes entre los cuales estaban 25 músicos del “ORFEÓN MUNICIPAL”. Como marcha distintiva del “BULNES”, se escogió el conocido “HIMNO DE YUNGAY”, de los autores Rengifo y Zapiola. En ausencia de la Policía Municipal le corresponderá al CUERPO DE BOMBEROS “ARMADO” -como fue conocido en esa época-, quedar a cargo del resguardo de la capital. (2)


El comerciante español Don GARCÍA GINÉ G. donó el estandarte de combate de este nuevo batallón, y el 16 de abril de 1879, después de una misa de campaña –y frente al edificio de la Municipalidad de Santiago- el estandarte fue bendecido por el capellán Fray JUAN PACHECO.

Le corresponderá al ahora disminuido “ORFEÓN MUNICIPAL”, despedir desde la Estación Mapocho al Batallón Bulnes, el cual se dirigía al norte de nuestro país en defensa de la Patria amenazada.


El Batallón Bulnes participaría en todas las campañas de la Guerra del Pacífico; por ejemplo: ocupación de Calama y Arica, desembarco y captura de Piragua, Batalla de Dolores, Los Ángeles, San Juan, Chorrillos, Miraflores y Campo de la Alianza (actual Tacna) y la expedición a Lurín.

Durante las últimas operaciones de combate de la Escuadra Chilena –cuando el General en Jefe del Ejército chileno, General Don Manuel Baquedano, se embarca en el “Chile”- el Batallón Bulnes formado en la cubierta del barco, le rinde honores con el Himno de Yungay, himno marcha distintivo de este Batallón Movilizado.

Desde entonces, lo instaurado por la Banda Policial ha quedado como parte de la tradición nacional. Es de esta forma cómo con el “Himno de Yungay” se le han rendido honores a los Señores Comandantes en jefe, correspondiendo actualmente esta distinción al Sr. Ministro de Defensa Nacional.

Terminado el conflicto bélico, la banda del “ORFEÓN MUNICIPAL” –integrada por los ex – combatientes- , se mantuvo por muy poco tiempo. Las razones probablemente se hallan en la baja calidad musical de los elementos que la conformaban, porque pese a los esfuerzos y a la competencia de su primer director, Don PEDRO PABLO TRAVESARI, fue posteriormente disuelta.


------------------------------------------------------


  1. Hubo dos batallones llamados “policiales” involucrados en la Guerra del Pacífico: el BATALLÓN VALPARAÍSO, comandado por el Tte. Coronel JACINTO NIÑO; y el BATALLÓN BULNES, comandado por el Tte. Coronel JOSÉ ECHAVARRÍA.

  2. El año 1879, durante la Guerra del Pacífico, el Cuerpo de Bomberos ofreció sus servicios al gobierno, organizándose como CUERPO DE BOMBEROS ARMADOS el 04 de abril de 1879. A los 600 reclutas se les armó con anticuados fusiles Minié. Su primera formación en público impresionó favorablemente a las autoridades militares y se les encomendó las guardias de La Moneda, hospitales, cárceles y de cuarteles del ejército. La disciplina que imperaba en el Cuerpo de Bomberos Armados era muy severa, pero sonando la campana de alarma abandonaban inmediatamente sus militarizadas obligaciones para correr a servir frente al fuego.